DACA

El 15 de Junio del 2012, el Presidente Obama anunció una política nueva pidiendo acción diferida para ciertos inmigrantes indocumentados que vinieron a los Estados Unidos como niños. La acción diferida es una determinación discrecional que aplaza la deportación de un individuo como un ejercicio de la discreción procesal. Otorgamiento de acción diferida, en sí, no hace al individuo elegible para la residencia o ciudadanía, pero sí impide que el individuo sea deportado, le permite permanecer en los Estados Unidos con permiso de trabajo, y posibilita aplicar para un número de Social Security y una licencia de conducir. DACA se otorga por un período de dos años, al término del cual el individuo puede aplicar para renovar por otros dos años. Porque DACA es una decisión puramente discrecional, puede ser revocado en cualquier momento si el individuo ya no califica, o si USCIS determina que el individuo ya no merece la discreción.

Para ser elegible,  el solicitante debe demostrar que:

  • Tenía menos de 31 años el día 15 de junio del 2012
  • Llegó a los Estados Unidos antes de los 16 años de edad
  • Ha residido continuamente en los Estados Unidos desde el 15 de junio de 2007 hasta este momento
  • Estuvo presente en los Estados Unidos el 15 de junio de 2012 y al momento de presentar su solicitud de Acción Diferida
  • Entró sin inspección antes del 15 de junio de 2012, o su estatus legal de inmigración expiró antes del 15 de junio de 2012
  • Está asistiendo a la escuela, se ha graduado de la escuela superior, posee un Certificado de Educación General (GED, por sus siglas en inglés), o ha servido honorablemente en la Guardia Costera, o en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos
  • No ha sido encontrado culpable de un delito grave, delito menos grave de carácter significativo, múltiples delitos menos graves, o representa una amenaza a la seguridad nacional o a la seguridad pública

 

DACA exPANDIDO y DAPA

El 20 de noviembre de 2014, el Presidente Obama anunció una expansión del programa DACA para incluir a las personas que entraron en el país antes del 2010, eliminar el requisito de que el solicitante sea menor de 31 años, y alargar el período de otorgamiento y renovación a tres años. Al mismo tiempo, el presidente Obama anunció DAPA, un programa parecido al DACA para ciertas personas indocumentados que tienen hijos ciudadanos estadounidense o residentes permanente. El estado de Texas y otros 25 estados demandaron al gobierno de Estados Unidos y el presidente Obama argumentando que los programas DACA expandido y DAPA van contra la ley y la constitución. Un tribunal federal en Texas falló en contra del Presidente Obama y bloqueó la implementación de sus acciones ejecutivas. El asunto fue apelada hasta la Corte Suprema de los Estados Unidos. El día 23 de junio del 2016, en un decisión decepcionante, la Corte Suprema llegó a un empate en el caso, lo que quiere decir que los programas de DACA expandido y DAPA siguen bloqueados. El litigio sobre las acciones ejecutivas del presidente continuará, pero, al final, el futuro de los programas será decidido por el próximo presidente, quien decidirá si continua luchando por el DACA expandido y DAPA. Mientras tanto, el Servicio de Inmigración sigue aceptando solicitudes iniciales y de renovación de personas que califican bajo los criterios del programa DACA anunciados en junio de 2012.