Quién puede ser deportado?

Hasta que un inmigrante complete el proceso de naturalización, siempre corre el riesgo de ser detenido y deportadoDiferentes factores pueden desencadenar el proceso de deportación, incluyendo haber sido convicto de los siguientes delitos:

  • Violencia Domestica
  • Delitos relacionados con substancias controladas
  • Posesión de armas o delitos relacionados con ellas
  • Delitos de conducta moral
  • Delitos mayores

Adicionalmente, hay otras causas para ser removido que no incluyen haber sido convicto de un delito penal. Ellas son:

  • Haber permanecido en los Estados Unidos con una visa expirada
  • Haber cometido fraude o tergiversación de los hechos en una aplicación de Inmigración
  • Haber cruzado la frontera ilegalmente
  • Haber huido de un punto de chequeo de inmigración
  • Contrabando

 

Defensa de Deportación

Existen varias categorías de defensas para presentarle a un juez de inmigración. Ellas incluyen pero no están limitadas a la:

Cancelación de Deportación para un Residente Legal

Los individuos que poseen una tarjeta verde pueden tratar de mantener su estatus si han tenido su residencia legal por 5 años o más, han vivido en los Estados Unidos por 7 años, no han sido convictos de un "delito agravado," y como una cuestión de discreción merecen ganar su caso. 

Cancelación de Deportación para un Residente Ilegal

Los individuos que han vivido en los Estados Unidos ilegalmente por 10 años o más, que posean una buena conducta moral, y que puedan demostrar que su deportación causará dificultades extremas a hijos, cónyuge, o padres ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes pueden ser elegibles para una cancelación de deportación. 

Ajuste de Estatus

Los individuos que son elegibles para el ajuste de estatus a través de un familiar o un empleo, pueden pelear la deportación y permanecer en los Estados Unidos. 

Asilo/Aplazamiento de Deportación

Para los individuos que temen a la persecución en sus países, el asilo y el aplazamiento de deportación son opciones existentes. Para calificar para el asilo o el aplazamiento de deportación, el solicitante debe comprobar que ha sido perseguido en el pasado o tiene un temor bien fundado de persecución futura por motivos raciales, por su nacionalidad, por creencias religiosas, por su opinión política, o por estar afiliado a algún grupo social. La diferencia principal entre el asilo y el aplazamiento de deportación es que después de tener estatus de asilado por un año, el individuo puede solicitar la residencia permanente, pero con el aplazamiento de deportación, no tiene derecho a solicitar la residencia y solamente le otorgan un permiso de trabajo.   

Salida Voluntaria

Un individuo puede pedir la oportunidad de salir voluntariamente de los Estados Unidos para evitar ser deportado y seguir su caso desde su país de origen. 

 

Defensa de Detención

Existen ciertos inmigrantes que por ley no son elegibles para solicitar ser liberados de un centro de detención. Estas personas sujetas a la "detención obligatoria" no tienen derecho a una audiencia frente un juez sobre la fianza. Es decir, el juez de inmigración no tiene jurisdicción para liberarlos, y si ICE se niega a liberarlos, tendrán que permanecer detenidos durante el procedimiento de deportación que puede demorar meses y a veces años.

Si el inmigrante no es sujeto a la "detención obligatoria," ICE hace la determinación inicial y decidirá si el solicitante saldrá bajo fianza, o bajo juramento. Si ICE decide que no liberar al inmigrante o le otorga una fianza muy alta, el inmigrante puede pedir que esa decisión sea revisada por un juez de inmigración.

 

Apelar o ReAbrir Una Decisión de la Corte de Inmigración

Si el juez de inmigración le niega al inmigrante su solicitud para la dispensa de deportación, el inmigrante puede presentar una moción para que el juez reconsidere la decisión, o puede apelar la decisión al BIA. En cualquier caso, el inmigrante debe mostrar que el juez cometió un error pertinente de hecho o de derecho. Además, el inmigrante puede presentar una moción para reabrir su caso cuando surgen nuevos hechos o pruebas que hacen el inmigrante elegible para algún tipo de alivio de la deportación. Una moción para reabrir es comúnmente necesaria cuando el inmigrante no atiende su cita en la corte de inmigración, y es ordenado deportación en su ausencia.